El Popper relaja los músculos lisos, es decir los que rodean los vasos sanguíneos. Esto provoca la dilatación de las arterias y su consiguiente bajada de la presión arterial y aumento del ritmo cardiaco, de ahí el subidón y ese calorcito rico que nos vuelve locos.  No tiene por tanto un efecto directo sobre el cerebro, sino sobre el corazón, al que obliga a trabajar. Por tanto, ya sabes, si no eres muy fan de hace deporte tranquilo, un popperazo ocasional mantiene tu corazón en forma, de ahí el famoso refrán de los cardiólogos popperos: “Para evitar una operación, date una popperación”

Tanto el esfínter del ano como la vagina son músculos lisos, de ahí que se dilatan al popperar, esto facilita la penetración. Y aunque hayas oído que es una droga gay, podría presentarte a unas cuantas mujeres a las que he introducido (en todos los sentidos) en el noble arte de popperar y te lo recomendarán sin duda. Las mujeres tienen una ventaja ya que el abuso de popper entre los hombres puede causar dificultades para la erección, sobre todo a altas dosis, ellas en cambio pueden ponerse todo lo que quieran. Otro apunte, si tomas Viagra, Cialis etc. Mantente alejado del Popper, puedes llevarte un buen susto, ten en cuenta que dichas pastillas son también vasodilatadores, la suma de ambos puede dar con un desmayo.

Pero el Popper no solo sirve para follar, de fiesta es de las subidones más ricos que puedas experimentar. Si alguien te dice que lo ha probado y no ha sentido nada, es que no lo ha sabido tomar, he perdido la cuenta de las personas que me han dicho algo parecido y tras enseñarles a tomarlo se han vuelto Popper-Lovers. Puede ser que a algún@ no os guste (algo para mi inexplicable) pero el colocón lo pilláis igual. Aquí te explicamos el Proceso de Popperar:

1 ASPIRACIÓN: Expulsa todo el aire de tus pulmones, a continuación tapa uno de los agujeros de la nariz con un dedo y el otro con un frasco de Popper, ojo! Retira el tapón del Frasco, sino serás un Popturero como Su Hijoputísima, conocido poppero granadino, y no, sin abrir el bote no recibirás la magia. Con el frasco destapado respira hondo… y sigue respirando… y no dejes de respirar hasta que no te quepa un átomo más de Popper en tus pulmones. La inspiración puede llevarte entre 10 y 30 segundos según tu capacidad pulmonar y velocidad de aspiración, por debajo de 10 segundos no estás popperando, ahora pasa el bote para que otros los disfrutemos. Cualquier estudiante de 1º de popería te dirá que de las 3 etapas, esta es la más importante, sin ella es imposible aspirar a la popperación perfecta, sigo buscándola.

2 CONTENCIÓN: aguanta el Popper en tus pulmones tanto como puedas. No olvides tapar de nuevo el frasco carrasco, o pasarlo al Poppero más cercano, y espera a que el Popper decida salir de ti, tranquil@ que nunca es demasiado tiempo. El Dios Popper y no tú decidirá cuándo es el momento de salir, si lo dejas escapar antes es cosa tuya, y no disfrutarás de una buena popperación

3 EXPIRACIÓN: Deja salir el Popper lentamente, no le apremies, es un fluir constante a bajas revoluciones, hasta vaciar tus pulmones, esta parte no tiene secreto, solo déjate llevar y a los pocos segundos sentirás toda su magia, puedes hacer el proceso con los ojos cerrados para aumentar la intensidad, y comenzar el proceso de nuevo para convertir la Poperación en doble o incluso triple (solo para poperarios avanzados)